viernes, 2 de diciembre de 2016

El emporio que deja atrás Trump para ser presidente de EEUU

ABC.ES / Washington / Manuel Enrique Oronoz
Los posibles conflictos de intereses del futuro presidente de Estados Unidos, marcan un proceso de transición sin precedentes. El hombre más rico de la historia que se va a sentar en el Despacho Oval no puede limitarse sólo a nombrar la nueva Administración y el equipo de confianza.

La situación le obliga a dejar todo atado, y bien atado, para que alguno de los innumerables vínculos empresariales que mantiene en medio mundo no se vuelva contra su presidencia. Trump ha confirmado que dejará en breve la gestión de su imperio, pero no aclaró si serán sus hijos o gestores independientes los que se pongan al frente de The Trump Organization. La mayoría de los expertos legales consultados le han aconsejado lo segundo porque, en su opinión, su indudable influencia sobre futuras decisiones de sus hijos en cualquiera de los negocios, podría ser utilizada en su contra en el futuro.

El presidente electo, Donald Trump, utilizó a primera hora su herramienta de comunicación favorita, su cuenta de Twitter, para confirmar lo que ya era un secreto a voces: que dejará sus negocios para centrarse en la presidencia. Trump explicó que lo hacía porque «la presidencia es una tarea mucho más importante», y recurrió a su eslogan de campaña para incidir en su propagandística manera de seguir cerca de sus fieles: «Quiero hacer América grande otra vez».

Para quien asumirá la presidencia de EE.UU. el 20 de enero, los 140 caracteres de límite que impone Twitter nunca han sido un problema. Sencillamente, dispara cuantos tuits necesite para sus explicaciones. De esta forma, Trump aseguró sobre su decisión de dejar la gestión de su emporio que «por ley, no está obligado a hacerlo».

Esta afirmación es cierta, pero también lo es que existe una prohibición legal muy precisa, y que afecta a todos los empleados del Gobierno Federal (también al presidente de Estados Unidos), que es la de recibir regalos de países extranjeros. Una ley que aprobó el Congreso a principios de los años 60, durante el mandato de John F. Kennedy, como reacción al discutido nombramiento de su hermano Robert como Fiscal General.

El presidente electo es muy consciente de que su actividad al frente de cualquiera de las empresas que posee podría chocar con esa ley. Por ejemplo, cuando se tramite la adjudicación de una obra a una compañía extranjera con la que opera cualquiera de las divisiones de la Trump Organization. Un supuesto que le han planteado estos días los expertos legales a los que ha consultado.

viernes, 18 de noviembre de 2016

Polémica por foto de Trump con su familia



En las redes se he hecho viral una fotografía de Tump con su espoda Melania y su hijo Barron, mientras tenían una cena familiar en su residencia. En la imagen se puede apreciar su lujosa casa.

Sin embargo, la escena se ve interrumpida por una parte de la foto, que por su composición, puede confundir al que la ve.

En la silla donde está sentado Barron, de 10 años de edad, se aprecia lo que pareciera una mano que está en medio del asiento y él. Pero en realidad, podría tratarse de su propia pierna, ya que puede ser que este arrodillado.


Pero los internautas no de detuvieron a mostrar sus apreciaciones en diferentes comentarios sobre la fotografía. Unos señalan, que se trata de una persona que contrata Trump para recoger las migajas que se caen del plato del pequeño.

Otros, simplemente especulan sobre tratos sobrenaturales del magnate. No obstante, la infinidad de comentarios hacen volar la imaginación de los internautas y hacen que la foto sea vista en todo el mundo. Se ha convertido en lo más visto de la semana.

Trump cierra el caso de su fallida universidad con 25 millones de dólares



El presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, acordó pagar 25 millones de dólares a un grupo de exestudiantes de su ya inexistente Universidad Trump, para poner punto final a los incontables procesos por estafa.

De acuerdo con el fiscal de Nueva York, Eric Schneiderman, más de 6.000 exestudiantes de la fracasada universidad se beneficiarán de la indemnización.

De esta forma, el entendimiento pone fin a dos demandas colectivas y a un juicio iniciado por Schneiderman. en 2013 por haber "estafado a los neoyorquinos que trabajan duro".

Los estudiantes que presentaron la demanda colectiva afirman haber sido víctimas de publicidad engañosa luego de haber pagado hasta 35.000 dólares y no haberse beneficiado de los servicios prometidos por el programa educativo, que no otorgaba diploma. La universidad estuvo activa entre 2005 y 2011.

Trump aseguró durante mucho tiempo no sentirse intimidado ante la posibilidad de tener que ir a juicio, ya que así podría demostrar su inocencia.

En plena campaña electoral, publicó un mensaje en la red Twitter donde afirmó que podría haber aceptado un acuerdo para cerrar el caso pero que no lo haría "por una cuestión de principio".

Pero su abogado afirmó la semana pasada en Los Ángeles, durante una vista celebrada en el marco del primer proceso, estar abierto a la posibilidad de alcanzar un acuerdo amistoso.

Durante la campaña presidencial, Trump había criticado reiteradamente al juez encargado de la demanda colectiva, Gonzalo Curiel, acusando al magistrado nacido en Indiana (norte de EEUU) de no poder ser imparcial a causa de sus orígenes mexicanos.

martes, 15 de noviembre de 2016

¿Sabías cuánto dinero ganan los líderes mundiales?

El recién elegido presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, ha asegurado que renunciará a los 372.100 euros (400.000 dólares) que cobraba por su cargo su predecesor, Barack Obama, y sólo aceptará un dólar, el mínimo que le exige la ley, lo que le convertirá en el líder mundial con el salario más bajo. Así lo ha asegurado Trump en la primera entrevista que ha realizado en televisión tras ser elegido presidente del país concedida al programa «60 minutos» de la CBS.

«Ni siquiera sé cuánto es», respondió Trump al ser preguntado por si iba a cumplir su promesa electoral de renunciar al salario que le corresponde. Tras ser informado por el entrevistador de que actualmente el presidente cobra 400.000 dólares, Trump se reafirma: «No, no voy a cobrar ese salario».

Durante la campaña electoral, el candidato republicano había prometido en distintas ocasiones renunciar al salario, una de las últimas en un acto de campaña en Rochester, New Hampshire, en octubre: «Lo primero que voy a hacer es deciros que si soy elegido presidente no voy a aceptar ningún salario. Eso no es gran cosa para mí». No es el primer presidente de EEUU en renunciar a su salario, según recoge la CBS. El demócrata John F. Kennedy y el republicano Herbert Hoover ya decidieron donar la integridad de su salario a actos de caridad.

Lo que cobran otros líderes mundiales
De cumplir su promesa, Trump se convertiría en el líder mundial con el salario más bajo, de acuerdo a una lista elaborada por CNN a partir de datos oficiales de ingresos de distintos primeros ministros y presidentes. Hasta ahora, los 400.000 dólares que ingresaba Obama convertían a Estados Unidos en el país que mejor pagaba a su presidente, seguido del canadiense Justin Trudeu con 241.865 euros (260.000 dólares) y la alemana Angela Merkel con 225.121 euros (242.000 dólares).

El primer ministro de Japón, Shinzo Abe, y el presidente de Sudáfrica, Jacob Zuma, completan la cabeza de este ránking con un salario de 224.423 euros (241.250 dólares) y 192.190 euros (206.600 dólares), respectivamente.

El siguiente en la lista es el presidente de Francia, François Hollande, que tras asumir el cargo en 2012 se redujo el sueldo un 30 % hasta los 184.841 euros (198.700 dólares). Le seguirían la británica Theresa May, con 173.137 euros (186.119 dólares), el ruso Vladimir Putin, con 128.049 euros (137.650 dólares), y el italiano Matteo Renzi, con 111.630 euros (120.000 dólares). Aunque no incluido en la lista de la CNN, el presidente de España, Mariano Rajoy, se situaría a continuación, con un salario de 78.996 euros al año.

Comparativamente, es llamativo el salario que oficialmente cobran el primer ministro de India, Narendra Modi, y el presidente de China, Xi Jinping: 26.791 euros (28.800 dólares) y 19.163 euros (20.600 dólares), respectivamente.

lunes, 14 de noviembre de 2016

Trump anuncia que “aceptará” el sueldo de un dólar como presidente de EEUU


El presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, anunció que renunciará a su salario como presidente que ascendería a unos 400 mil dólares al año, aseguró el magnate durante una entrevista al programa 60 Minutos de la cadena televisiva CBS, y dijo que aceptará un sueldo de un dólar.

"Creo que por ley tengo que aceptar un dólar, así que aceptaré un dólar por año. Pero, lo cierto es que no sé siquiera cuál es el salario. ¿Sabes cuál es?", preguntó Trump durante la entrevista a la periodista Lesley Stahl, del programa 60 Minutos, quien le respondió que la retribución anual para un presidente de Estados Unidos es 400.000 dólares.

"No, voy a aceptar ese salario, no lo tomaré", aseguró Trump, quien amasó buena parte de su fortuna con programas de televisión, hoteles, casinos y negocios inmobiliarios. Trump también dijo que dará a conocer su declaración de impuestos "en el tiempo apropiado" y defendió su decisión de no divulgarla durante la campaña electoral, como es costumbre en EEUU desde hace décadas por parte de todos los aspirantes a la presidencia, reportó el diario español El Mundo.

Deportará a tres millones
El presidente electo Donald Trump ha prometido que deportará de inmediato a unos dos o tres millones de indocumentados "criminales" de los 11,5 millones sin papeles que viven en el país. Trump también señala que cumplirá su promesa electoral de construir un muro en la frontera con México cuando asuma el próximo 20 de enero la presidencia de los Estados Unidos.

En su primera entrevista en televisión como presidente electo, emitida esta noche, Trump explica que comenzará deportando a los indocumentados con antecedentes criminales. Y luego, una vez que la frontera esté "segura", los funcionarios de inmigración determinarán qué pasará con el resto de inmigrantes indocumentados.

"Lo que vamos a hacer es tomar a la gente que son criminales y tienen antecedentes penales, pandilleros, traficantes de droga (...) probablemente dos millones, o incluso tres millones, los vamos a sacar del país o los vamos a encarcelar", promete Trump en una entrevista con el programa "60 minutes" de la cadena CBS.

Uno de los primeros objetivos de su presidencia será "asegurar" la frontera. Y para ello confirmó que construirá el muro en la frontera con México, tal y como prometió durante la campaña electoral. En algunas partes habrá muro y en otras vallas, precisó.

Deportar a 11,5 millones de inmigrantes indocumentados, tal y como prometió que iba a hacer en la campaña electoral no es tarea sin sencilla ni barata. El think tank Center for American Progress calcula que la deportación masiva costaría 114.000 millones de dólares a los contribuyentes estadounidenses, un promedio de 10.070 dólares por persona.

Esta cifra incluye el costo de encontrar a cada uno de los indocumentados en todo el país, el costo de su detención mientras espera su deportación, los costos del juicio ante la corte de inmigración y su transporte al extranjero.

Según la organización conservadora American Action Forum (AAF), se tardaría 20 años en llevar a cabo este programa de deportación masiva. Trump aseguró durante la campaña electoral que él lo haría en 18 meses o dos años.

Reconsidera su idea de enjuiciar a Hillary Clinton
Trump está reconsiderando su idea de designar a un fiscal especial para enjuiciar a Hillary Clinton por el escándalo de los correos, porque no quiere "dañarla" ni a ella ni a su marido, Bill Clinton. "Voy a pensar en ello, no quiero hacerles daño", expresó.

"Quiero concentrarme en los trabajos, quiero concentrarme en la atención sanitaria, quiero concentrarme en la frontera y en la inmigración, y hacer un proyecto de ley de inmigración realmente bueno. Queremos lograr una buena ley de inmigración", afirmó el magnate, enumerando las prioridades de su futuro gobierno.

No obstante, Trump consideró que Hillary Clinton "ha hecho muy malas cosas" al usar servidores de correo privados para tratar asuntos oficiales cuando era secretaria de Estado.

Mensaje a los manifestantes: "no tengan miedo"
Trump también habló de las miles de personas que protestan en diversas ciudades del país. Trump apuntó que a esos manifestantes les diría que "no tengan miedo porque vamos a unir nuevamente a este país".

No obstante, insistió en que, en muchos casos, se trata de manifestantes "profesionales".
"Acabamos de tener una elección y uno debería tener algo de tiempo. Hay gente protestando. Si Hillary (Clinton) hubiese ganado y mis electores estuvieran protestando, todos dirían 'oh, que cosa horrible', y habría una actitud diferente", comentó.

Las bodas homsexuales
En otra parte de su entrevista, Trump dijo que su gobierno priorizará el nombramiento de jueces conservadores en la Corte Suprema, pero adelantó que no pretende cuestionar la normativa sobre casamientos de personas del mismo sexo.

"Los jueces serán pro-vida", dijo Trump en la entrevista, para añadir que esos togados serán todos "muy favorables a la Segunda Enmienda" a la Constitución, que garantiza el derecho de los estadounidenses a poseer armas de fuego.

Sin embargo, añadió, no pretende cuestionar la normativa vigente sobre los casamientos entre personas del mismo sexo, como sugiere una parte importante del electorado conservador que lo apoyó en las elecciones del pasado martes. "Es la ley. Es algo que fue resuelto por la Corte Suprema. O sea, es un hecho", dijo Trump, para añadir: "Además, yo no tengo problemas con eso".

Promete controlarse más en Twitter
El presidente electo Donald Trump ha prometido también en la entrevista con "60 minutes" que se controlará más a la hora de usar Twitter cuando sea presidente. Durante la campaña electoral, Trump ha utilizado esta red social para arengar a sus seguidores, criticar e insultar a sus adversarios y meterse con la prensa.

"Voy a estar muy controlado, si es que llego a utilizarlo, voy a estar muy controlado", prometió Trump en su primera entrevista como presidente electo, quien considera que el uso de Twitter, Facebook e Instagram le ayudó a ganar las primarias y las elecciones. El presidente electo tiene en total unos 28 millones de seguidores en estas tres redes sociales.

Trump fue muy criticado durante la campaña electoral cuando se puso a enviar a las tres de la mañana una serie de tuits metiéndose con la ex Miss Universo Alicia Machado, que hacía campaña por su adversaria, Hillary Clinton. Trump había llamado en el pasado a Machado "Miss Piggy" por haber engordado después de ser coronada reina de la belleza y "Miss Señora de la limpieza" por ser latina.

A raíz de su falta de control en Twitter, el presidente Barack Obama se burló de su capacidad para ser presidente de los Estados Unidos y comandante en jefe. "Si Trump no sabe manejar Twitter, imagínese los códigos nucleares", dijo el mandatario.

Tras su victoria en las elecciones del pasado martes, Trump ha enviado tuits más moderados de lo habitual, con la excepción de un tuit en el que criticaba las protestas en su contra de "manifestantes profesionales incitados por los medios" y otro en el que criticaba la mala cobertura que el diario The New York Times ha hecho del "fenómeno Trump".

El presidente electo se reunió el sábado en su residencia en la Trump Tower de Nueva York con Nigel Farage, líder del Partido para la Independencia del Reino Unido (UKIP) y uno de los líderes del Brexit, la campaña para que el Reino Unido salga de la Unión Europeo.

"Ha sido un honor pasar un rato con Donald Trump y encontrarle relajado y lleno de ideas", dijo Farage, quien se mostró convencido de que el magnate va a ser "un buen presidente".

El partidario del Brexit, que ha sido el primer político europeo en reunirse en persona con Trump, tuiteó una fotografía de él y el presidente electo delante de una puerta dorada. Trump no lleva corbata en la foto y muestra su pulgar hacia arriba.

Por otro lado, su rival Hillary Clinton ha culpado de su derrota a la carta que envió el director del FBI, James Comey, al Congreso 11 días antes de las eleccionesanunciado que su agencia volvería a examinar los correos electrónicos que la candidata envió desde un servidor privado cuando era secretaria de estado. Dos días antes de los comicios, Comey anunció que no había nada sospechoso en los correos, pero el daño ya estaba hecho.

"Hay muchas razones por las que una elección como esta no ha tenido éxito. Nuestro análisis es que la carta de Comey, sembrando dudas que carecían de base, detuvo nuestro impulso", ha dicho Clinton en una conferencia telefónica con donantes.

lunes, 7 de noviembre de 2016

Inquilinos de “Trump Place” piden cambio de nombre



Alrededor de 300 inquilinos de los tres edificios de apartamentos en Manhattan “Trump Place”, que levantó el magnate inmobiliario y candidato republicano a la Casa Blanca, Donald Trump, firmaron una petición para cambiar el nombre de los inmuebles, informó The New York Times.

Se trata de tres edificios en el Upper West Side, la mayoría con vistas al río Hudson, con más de 1.300 inquilinos, y en cuya fachada se lee con grandes letras doradas “Trump Place”.

Los firmantes piden que se cambie el nombre de los edificios por el de sendas direcciones, 140, 160 y 180 Riverside Boulevard. Asimismo, reclaman que el personal de los condominios, principalmente porteros, lleven nuevos uniformes en los que desaparezca el nombre de Trump.

La petición ya ha recogido 300 firmas, todavía lejos de la mayoría, y lleva el nombre de “Dump the TRUMP Name”. Marjorie Jacobs, una profesora retirada que vive en uno de los inmuebles, explicó al diario que ha firmado la solicitud porque le da “vergüenza” decir donde vive.

domingo, 6 de noviembre de 2016

Donald J. Trump, el magnate que encanta a los blancos desplazados



Donald J. Trump, 70 años. Nació en Nueva York, el 14 de junio de 1946.
Cuarto de los cinco hijos de Fred Trump, constructor de origen alemán, y Mary MacLeod, ama de casa de procedencia escocesa.
A los 13 años lo sacaron de la escuela por agredir a un maestro; fue internado en la Academia Militar de Nueva York.
Profesión: En 1968, se licenció en Economía en la Escuela Wharton de la Universidad de Pensilvania

Hijo de una familia de empresarios inmigrantes, ha levantado el emporio inmobiliario Trump (él dice que tiene 10.000 millones de dólares, Forbes $us 4.500 millones; Wealth-X $us 4.400 millones; Bloomberg solo $us 2.900 millones). Casinos, hoteles, campos de golf, negocios inmobiliarios.

Levantó un inmenso edificio, la Torre Trump, de 58 pisos, en la Quinta Avenida y se hizo famoso en el programa “El Aprendiz”, donde daba el veredicto final de los participantes del talk show.

Paradoja: 63% de rechazo, pero ganó las elecciones primarias del Partido Republicano y pelea palmo a palmo en las encuestas.
Estilo: carismático, perfil de playboy, empresario supuestamente exitoso.
Obsesión: "obseso de los microbios" y, por ese motivo, siente aversión a dar la mano.

El polémico magnate Donald Trump, candidato del Partido Republicano a la Casa Blanca en las elecciones del próximo 8 de noviembre, puede presumir de casi todo, menos de una cosa: experiencia previa en un cargo político.

En ese terreno, Trump bien podría asemejarse a un concursante de "The Apprentice" ("El aprendiz"), el popular programa que le lanzó al estrellato televisivo al grito de "¡Estás despedido!".

De hecho, el aspirante presidencial, que ejercía en ese espacio de juez implacable ante la destreza empresarial de jóvenes aprendices que aspiraban a un suculento contrato anual para dirigir una de sus compañías, abomina de la clase política.

"Yo no soy un político. Los políticos hablan y no actúan. Yo soy lo contrario", subrayó Trump hace casi un año, tras postularse el 16 de junio de 2015 a la Casa Blanca con un controvertido discurso en el que llamó "violadores" a los inmigrantes mexicanos.
El pasado abril, el impulsivo multimillonario reconoció que sólo ha "sido un político durante un tiempo muy corto", y está en proceso de "aprendizaje".

"Lo que realmente he sido es un empresario exitoso durante mucho tiempo", matizó Trump, conocido por su autoestima sin límites.
Tanto es así, que en 1995 publicó en The New York Times un artículo titulado, sin empacho alguno, "Lo que mi ego quiere, mi ego lo consigue", filosofía que ha impulsado su meteórico e inesperado ascenso a la nominación presidencial del Partido Republicano